Salir o no salir…

Al final, el pasado domingo, nos liamos la manta a la cabeza, como suele decirse, y nos lanzamos a la aventura. Fuimos un pequeño número de intrépidos e intrépidas que pese a las salidas nocturnas del sábado noche, algunas para “analizar” los vinos de la zona, otros porque los amigos les “liaron” más de lo…